Qué hacer cuando el sinus pilonidal no cierra

Joven se rasca la cabeza con una expresión de preocupación

Aunque la cirugía haya resultado con éxito, existen casos en los que la herida del sinus pilonidal no cierra, en otras palabras, no cicatriza como se espera. 

¿Qué hacer en esta situación?

¿Se debe recurrir nuevamente a la cirugía para facilitar el proceso de curación?

¿En cuánto tiempo debería cicatrizar la herida del quiste pilonidal

Nuestro objetivo es dar respuesta a estas interrogantes, abordando las posibles razones por las cuales el sinus pilonidal puede no cicatrizar, los tratamientos disponibles para fomentar la cicatrización y las medidas preventivas para reducir el riesgo de recurrencia.

¿Por qué no cicatriza el sinus pilonidal?

Determinar la razón por la que no cicatriza la herida postoperatoria del sinus pilonidal depende de las particularidad del paciente, el tipo de técnica y otros factores, como:

Tejido de granulación excesivo

Aunque el tejido de granulación es esencial para la cicatrización de la herida, un exceso de este tejido puede dificultar la unión adecuada de los bordes de la herida y prolongar el tiempo de cicatrización.

Presencia de fístulas o conductos anormales

La formación de fístulas o conductos anormales como consecuencia del sinus pilonidal puede complicar el proceso de cicatrización.

Estas fístulas sirven como vías para la secreción de líquido, lo que dificulta que la herida cierre completamente.

Limpieza inadecuada de la herida

Al no limpiar la herida correctamente, se aumenta el riesgo de que persista la presencia de bacterias y otros agentes patógenos, lo que puede complicar aún más el proceso de cicatrización.

Del mismo modo, la acumulación de secreciones y restos de tejido muerto en la herida dificulta la formación de tejido nuevo.

En este sentido, mantener una higiene estricta, cambiar los apósitos en el tiempo indicado y seguir las instrucciones médicas para las curas en casa será crucial para facilitar la cicatrización del sinus pilonidal y reducir el riesgo de complicaciones.

En nuestra Guía: Postoperatorio del sinus pilonidal abierto, mencionamos los cuidados generales que el paciente debe tener en casa, curas iniciales y curas en las semanas posteriores a la cirugía. 

Infección persistente

Una infección persistente en el sitio quirúrgico puede obstaculizar el proceso de cicatrización.

Las bacterias pueden causar inflamación continua y retrasar la formación de tejido de granulación necesario para cerrar la herida.

Factores de riesgo subyacentes

La obesidad, la mala higiene y la predisposición genética pueden afectar la capacidad del cuerpo para cicatrizar y responder al tratamiento del sinus pilonidal, aumentando el riesgo de que la herida no cicatrice adecuadamente.

Cuándo buscar ayuda médica

Es importante buscar ayuda médica si la herida del sinus pilonidal no muestra signos de cicatrización después de un período razonable (generalmente 2 a 4 semanas) o si persisten la secreción de líquido o pus, el dolor continuo o la inflamación.

Tratamientos para que la herida cicatrice

Antes de explorar los tratamientos disponibles, es crucial comprender que cada caso es único y requiere de la evaluación de un profesional médico.

Será el cirujano quien determine el tratamiento más adecuado basándose en diversos factores, como la gravedad, extensión de la herida y condiciones de salud del paciente.

Dicho esto, veamos tres opciones comunes de tratamiento que pueden ayudar a fomentar la cicatrización del sinus pilonidal:

  1. Antibióticos

En casos de infección persistente o riesgo de infección, se pueden recetar antibióticos para controlar la propagación de bacterias y promover la cicatrización. Es importante seguir el curso completo de antibióticos según lo prescrito por el médico.

  1. Cuidados Locales

La limpieza regular y los apósitos especializados pueden ayudar a mantener la herida limpia y promover la cicatrización.

Los apósitos pueden incluir materiales como gasas estériles, apósitos de espuma o apósitos de alginato de calcio, dependiendo de las necesidades individuales del paciente.

  1. Cirugía

En casos graves o recurrentes de sinus pilonidal, puede ser necesario recurrir a la cirugía para limpiar la herida, extirpar tejido infectado o corregir fístulas.

Existen diversas técnicas quirúrgicas disponibles, como la técnica abierta, cerrada o con láser, que pueden ser recomendadas por el médico según la situación específica del paciente.

Aquí puedes ver: Técnicas quirúrgicas para el sinus pilonidal 

Cómo prevenir recurrencias

La prevención de recurrencias del sinus pilonidal es fundamental para garantizar una recuperación exitosa y reducir la probabilidad de futuros episodios de esta afección.

Aquí hay algunas medidas que pueden ayudar a prevenir la reaparición del sinus pilonidal:

  • Buena Higiene

Mantener una buena higiene en la región sacrococcígea es esencial para prevenir la recurrencia del sinus pilonidal.

Esto incluye lavar la zona afectada con agua tibia y jabón suave regularmente, especialmente después de actividades que generen sudoración o contacto con suciedad.

  • Evitar la presión y fricción excesiva

Para ello, es crucial evitar estar sentado durante períodos prolongados y utilizar almohadillas o cojines especiales para aliviar la presión sobre la zona afectada.

  • Control de peso

La obesidad y el sobrepeso pueden aumentar la presión sobre la región sacrococcígea y favorecer la formación de quistes pilonidales.

Adoptar hábitos alimenticios saludables y realizar actividad física regularmente pueden ayudar a controlar el peso y reducir este riesgo.

  • Evitar traumatismos y lesiones

Se recomienda tener cuidado al realizar actividades que puedan causar lesiones, como deportes de contacto o actividades que impliquen fricción constante en la zona afectada.

  • Seguir las Recomendaciones Médicas

Es importante seguir las recomendaciones médicas y realizar un seguimiento regular con el especialista después del tratamiento del sinus pilonidal.

Esto puede incluir la realización de curas locales, cambios en el estilo de vida y la adopción de medidas preventivas específicas para reducir el riesgo de recurrencia.

En resumen, si el sinus pilonidal no cicatriza, es crucial buscar ayuda médica y considerar las opciones de tratamiento disponibles.

Habla con un experto en cirugía del sinus pilonidal en Madrid pinchando aquí >> 

Con el tratamiento adecuado y medidas preventivas, es posible fomentar la cicatrización y reducir el riesgo de recurrencia de esta afección.

Consulta siempre a un profesional médico para obtener orientación personalizada y garantizar una recuperación exitosa.

Compartir:

Más posts...

Contáctanos

es_ESSpanish